Las Habilidades de Despegue de los Pterosaurios

Tal vez no te sorprenda, pero los pterosaurios *no son* pájaros. Ambos tienen alas, pero están estructurados de manera muy diferente. Ambos vuelan, pero con mecanismos distintos. Los dos evolucionaron similares características del esqueleto, pero con huesos diferentes. Y los dos evolucionaron durante el Mesozoico, pero los pterosaurios aparecieron primero. 

Los pterosaurios son arcosaurios, descendientes de los ancestros de las aves y los cocodrilos modernos. Los pterosaurios son más cercanos a los parientes de los dinosaurios modernos y extintos, pero no poseen las características definitorias de los dinosaurios (características de la cadera, entre otras) y, en cambio, tienen sus propias características. 

Dado su singularidad, no es sorprendente que los paleontólogos han dedicado mucho tiempo a tratar de descifrar como volaban. Los investigadores desarrollaron y lanzaron muchos modelos (digitales y físicos) para analizar como los huesos de las alas tenían que estar puestas para proveer la fuerza necesaria para despegar. 

Pero recientemente surgió una nueva pregunta. Los pterosaurios claramente podían volar, incluso los más grandes como el Quetzalcoatlus. ¿Pero como despegaban? 

Un Quetzalcoatlus. Foto de Dinopedia, pero no se de donde es originalmente.

El método de despegue de los pájaros no se ajustaba. Los pájaros son bípedos (andan sobre sus 2 patas) y cuando despegan, primero se agachan, y después saltan y abren sus alas para poder despegar.

Una paloma despegando. Del BBC.

Los pterosaurios son cuadrúpedos (andan sobre sus 4 patas), así que el método de los pájaros realmente no se ajusta. Una nueva idea surgió. ¿Que tal si los pterosaurios usaban sus brazos como un punto de balance, balanceaban sus cuerpos hacia adelante y después despegaban? Esto se denomina ‘lanzamiento cuadrúpedo’ y es difícil de imaginar, así que aquí tienen una animación:

El lanzamiento cuadrúpedo en un pterosaurio. Animación hecho por Dra. Julia Molnar.

Esto tiene más sentido dados el diseño de sus cuerpos y el largo de sus brazos. También hay más en los cuerpos vivos que sólo huesos. Tenemos que tener en cuenta otros tejidos como el cartílago y el poder de los músculos para realmente entender como funcionaba este proceso. 

Ahí es donde entra este nuevo [estudio]. Los autores usaron un modelo digital de un hombro y una cadera de un pterosaurio para modelar distintas posiciones del cuerpo. Ellos probaron 3 diferentes cantidades de cartílago basado en lo que encontramos en aves y caimanes. También probaron diferentes cantidades de poder muscular. Con esas cantidades de tejido ingresadas, usaron la computadora para probar si distintas posiciones de las extremidades eran posibles, especialmente aquellas relacionadas con el lanzamiento cuadrúpedo. 

Encontraron que el lanzamiento cuadrúpedo era posible en la cadera y el hombro con una cantidad de cartílago de caimán y una cantidad de estiramiento muscular de pájaro. Estas mismas características también permitieron un lanzamiento bípedo en el hombro, pero ninguno de los modelos permitió el lanzamiento bípedo en la cadera hasta que movieron los huesos hacia afuera 10 grados adicionales. Debo señalar que probaron esto en un pterosaurio mediano (de 5m de envergadura), no en uno de los pterosaurios gigantes. Los autores mencionan que este es un punto de partida y que se deben realizar más pruebas para evaluar las habilidades de despegue en otros pterosaurios.

Leave a Reply