A Mammoth on the Metro

Last week, construction workers unearthed the remains of a woolly giant while expanding Los Angeles’ (California) Purple [Metro] Line. They took great care and stopped construction so that paleontologists could assess the fossils, jacket them, and remove them to the safety of a lab. The fossils will end up at the Natural History Museum of LA County.

But what did they find? The workers found a three-foot section of tusk and mastodon tooth fragments. When the paleontologists started working, they found a partial skull with tusks of a younger individual. These parts belonged to either a mammoth or a mastodon.

fossilskull1-from-la-metro

Dr. Ashley Leger (left) and Bethany Ader (right) excavating the fossil. From LA Metro.

You might be wondering what the difference is between a mammoth and a mastodon. After all, they’re both large, extinct elephants. A mammoth has teeth that are intended for consuming grass. Grass has little beads of sand (silica) embedded in its fibers, so eating it requires teeth that can grind down the fiber. Silica is very tough and can wear down teeth, so animals that eat grass have to have very tall teeth (called high crowned) so that as the tooth wears down, more tooth is available for chewing. Mastodons ate mostly leaves, fruits, and other plant material, but no grass. Their teeth could be shorter (called low crowned) and had larger bumps (cusps) to break up the plants.

mastodonmammoth-bluff-country-fossils

A mastodon tooth on the left and a mammoth tooth on the right. Photo from Bluff Country Fossils.

Both mammoths and mastodons are found in many places in North America because during the last ice age (around 24,000 years ago) the climate and habitat in North America was much cooler and drier than it is today. They started to go extinct as the climate warmed up, though their exact cause is unknown. One population of mammoths did survive much longer than the others, on an Alaskan island – you can read more about them [here].

For now, the fossils are safe. As workers find more fossils, we may understand more about this population of extinct elephants.

Un Mamut en el Metro

La semana pasada, trabajadores de la construcción hallaron los restos de un gigante lanoso durante la expansión de la Línea Violeta del Metro de Los Ángeles (California, USA). Ellos tuvieron mucho cuidado y pararon la construcción para que los paleontólogos pudieran evaluar los fósiles, enyesarlos y sacarlos para llevarlos al laboratorio. Los fósiles eventualmente van a estar en el Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles.

¿Pero qué encontraron? Los trabajadores encontraron una sección de colmillo de tres pies (1 metro) de largo y unos fragmentos de unos dientes de mastodonte. Cuando los paleontólogos empezaron a trabajar encontraron parte de un cráneo con colmillos de un individuo más joven. Estas partes pertenecían a un mamut o a un mastodonte.

fossilskull1-from-la-metro

Dra. Ashley Leger (izquierda) y Bethany Ader (derecha) excavando el fósil. De LA Metro.

Tal vez tengas curiosidad en saber la diferencia entre un mamut y un mastodonte. Después de todo, ambos son elefantes grandes y extinguidos. Un mamut tiene dientes destinados a consumir pasto. El pasto tiene bolitas de arena (sílice) incrustadas en sus fibras, así que, para comerlo, los animales tienen que tener dientes que puedan pulverizar la fibra. El sílice es muy duro y puede desgastar los dientes, así que los animales que lo comen tienen dientes que son muy altos (llamados dientes con coronas extendidas) para que mientras el diente se desgasta, más diente está disponible para masticar. Los mastodontes comían mayormente hojas, frutas y otro material vegetal, pero nada de pasto. Sus dientes podían ser más cortos (dientes con coronas cortas) y tenían crestas más grandes para masticar las plantas.

mastodonmammoth-bluff-country-fossils

Un diente de un mastodonte a la izquierda y de un mamut a la derecha. Foto de Bluff Country Fossils.

Ambos, los mamuts y los mastodontes se encuentran en muchos lugares de América del Norte porque durante la última época glacial (cerca de 24,000 años atrás) el clima y el hábitat en América del Norte era mucho más frío y seco de lo que es hoy en día. Se empezaron a extinguir cuando el clima comenzó a calentarse, pero la causa exacta de su extinción no se conoce. Una población de mamuts sobrevivió mucho más que los otros, en una isla de Alaska – podés leer sobre ellos [aquí].

Por ahora, los fósiles están seguros. Si los trabajadores encuentran más fósiles, tal vez vamos a entender más sobre esta población de elefantes extinguidos.