El Rey Jurásico de Escocia

La semana pasada, se publicó un [artículo] que describió un nuevo fósil de un mamaliaforme de Escocia. Este animal se llama Wareolestes rex, que significa el Rey Bandido de Ware y es del Periodo Jurásico medio (específicamente, del Batoniano, 168 a 166 millones de años atrás). Los mamaliaformes estaban empezando a diversificarse en el Periodo Jurásico medio y eran relativamente pequeños, así que encontrar fósiles de ellos es importante para entender como vivían.

Una reconstrucción de Wareolestes hecho por E. Panciroli.

El nuevo espécimen de Wareolestes es una mandíbula inferior con dientes. Este fósil fue escaneado con TC y los detalles de los dientes fueron recreados con programas de computadora. Los autores encontraron que la mandíbula tenía dos molares preservados en sus lugares y varios dientes escondidos en el hueso, esperando a salir.

Figura 4 del artículo mostrando el escaneo de TC de la mandíbula. Los molares grandes ya estan presentes, pero hay varios premolares y un molar todavía en la mandíbula. Lo violeta es el nervio mandibular. La escala es 1mm.

El fósil original de Wareolestes es un molar aislado, pero similitudes con los molares preservados en este nuevo espécimen muestran que los dos especímenes pertenecen a la misma especie. Las formas de los dientes indican que el Wareolestes es un morganucudon (un pariente temprano de los mamíferos).

Los dientes no erupcionados indican que el Wareolestes reemplazó sus dientes una vez durante su vida. La mayoría de los mamíferos tienen un juego de dientes de leche y un juego de dientes adultos. Esto pasa por dos razones principales: 1) nuestras bocas crecen con el tiempo, pero los dientes no pueden crecer cuando ya se formaron, así que crecemos dientes adultos para que quepan en el tamaño adulto de nuestras bocas y 2) nuestros dientes caben exactamente juntos para que podamos masticar nuestra comida realmente bien (esto se llama oclusión precisa) y con reemplazar nuestros dientes sólo una vez, nos aseguramos que nuestros dientes van a caber juntos adecuadamente.

Una foto mostrando cómo las cúspidas distintas de los premolares (designados P4, para premolar 4) y los molares (designados M1 y M2 para molar 1 y 2) caben juntos. De P.D. Polly.

En comparación, otros animales (como los cocodrilos, por ejemplo), no tienen un tamaño adulto final – crecen continuamente durante su vida. Ellos también reemplazan sus dientes tantas veces como es necesario para asegurar que siempre tienen dientes para agarrar a su presa, pero no mastican como los mamíferos, así que sus dientes no tienen que caber juntos.

Este nuevo espécimen muestra que los morganucodontes tenían un patrón de reemplazo de los dientes similar a lo que tienen los mamíferos modernos y son los mamaliaformes más basales que lo tienen.