Un Nuevo Árbol Genealógico de Dinosaurios

La semana pasada, se publicó un [estudio] que cambió las relaciones familiares fundamentales de los dinosaurios. Tradicionalmente, y en los últimos 130 años, los dinosaurios se dividían en 2 grupos principales: los saurisquios (dinosaurios con cadera de lagarto) y los ornitisquios (dinosaurios con cadera de pájaro). Los saurisquios incluyen los saurópodos con cuellos largos, los terópodos que comían carne y, eventualmente, los pájaros de hoy. Los ornitisquios incluyen los dinosaurios con cuernos y los dinosaurios con armadura (como el Triceratops y el Anquilosaurio) y los dinosaurios con pico de pato.

La idea tradicional de las relaciones familiares de dinosaurios.

Esta distinción principal ocurre por las diferencias en las caderas de estos dinosaurios y por eso tienen esos nombres. Tres huesos conforman la cadera: el ilion, el isquion y el pubis. El ilion une los otros dos huesos a la espina. El isquion forma la parte de atrás de la cadera. El pubis forma la parte de adelante. En los saurisquios, el pubis apunta para adelante, muy similarmente a como está en los lagartos. En los ornitisquios, el pubis apunta para atrás, muy similarmente a como está en los pájaros. Ahora sabemos que los pájaros son dinosaurios saurisquios, pero no lo sabíamos cuando le pusieron los nombres a estos grupos.

Las diferencias en las caderas de los dinosaurios. En estos imagenes, la cabeza del dinosaurio estaría a la izquierda. El ilion está en azul, el isquion está en rojo, y el pubis está en amarillo. En los dinosaurios saurisquios, el pubis apunta para adelante. En los dinosaurios ornitisquios, el pubis apunta para atrás. No se de adonde viene este imagen.

El nuevo estudio se enfocó en los dinosaurios más tempranos. Aquí vienen los detalles: ellos examinaron a 74 especies y 457 características de sus huesos y los analizaron con un programa de computadora llamado TNT (Tree analysis using New Technology = análisis de árboles usando nueva tecnología). Este programa busca la manera más simple de poner todas las características en un árbol evolucionario y, al mismo tiempo, creando la menor cantidad de cambios (un principio llamado parsimonia).

Este análisis encontró que los dinosaurios ornitisquios son parientes más cercanos a los dinosaurios terópodos y que los dinosaurios saurópodos son parientes más cercanos a un grupo llamado Herrerasauridos.

Las nuevas relaciones familiares de dinosaurios.

Así que los dinosaurios saurisquios se dividieron en dos grupos. Esto conduce a un gran problema: la definición de Dinosauria. Dinosauria se define como: el Megalosaurio (el primer terópodo descubierto), el Iguanodon (el primer ornitisquio descubierto), su pariente más cercano, y todos sus descendientes. Cuando los dinosaurios se dividían en dos grupos principales, usando al Megalosaurio y al Iguanodon para anclar la definición tenía sentido porque de esa manera se incluían a todos los animales que reconocemos como dinosaurios dentro de esa definición. Ahora que los terópodos y los ornitisquios son parientes más cercanos, esta definición excluye a los saurópodos y los herrerasauridos.

La definición tradicional de Dinosauria. Con las nuevas relaciones familiares, los saurópodos se quedarían afuera del árbol de dinosaurios.

Para arreglar eso, los autores redefinieron Dinosauria como el clado menos inclusivo que incluye al Passer domesticus (el gorrión: un terópodo), al Triceratops horridus (un ornitisquio) y al Diploducus carnegii (un saurópodo). Esto incluye a todos los dinosaurios y seguirá incluyendo a todos incluso si las relaciones en el árbol cambian.

La nueva definición de Dinosauria está anclada con una especie de cada grupo, tal vez si cambian las relaciones familiares, todos los dinosaurios se quedan en la definición.

Tan interesante como este análisis es, hay problemas con él. El problema principal es que es el único análisis que llega a este resultado. ¡Eso no quiere decir que esté incorrecto! Sólo necesitamos llegar a este resultado con muchos análisis más antes de empezar a rehacer los libros de texto. Algunos aspectos de los métodos también parecen… extraños… pero no voy a hablar de eso antes que pueda hacer más investigaciones. Básicamente, este resultado es muy interesante y tenemos que mantenerlo en observación, pero necesitamos más datos que lo apoyen antes que todos estemos de acuerdo.

*Todos los esqueletos hechos por Scott Hartman. El imagen del Passer viene de Birds of the World Handbook.

A New Dinosaur Family Tree

Last week, a [study] was published that changed the fundamental relationships among dinosaurs. Traditionally, and for the last 130 years, dinosaurs have been split into two main groups: saurischians (‘lizard hipped dinosaurs’) and ornithischians (‘bird hipped dinosaurs’). The saurischians include the giant, long-necked sauropods, the meat-eating theropods, and eventually modern birds. The ornithischians include the horned dinosaurs, the armored dinosaurs (like Triceratops and Ankylosaurus), and the duck-billed dinosaurs.

The traditional view of dinosaur relationships.

This main distinction occurs because of differences in the hips of these dinosaurs, hence the names. The hips are made of three bones: the ilium, the ischium, and the pubis. The ilium attaches the other two bones to the spine. The ischium forms the back of the hips. The pubis forms the front. In saurischians, the pubis points forward, very similar to the hips of modern lizards. In ornithischians, the pubis points backwards, very similar to the bones of modern birds. Now we know that birds are actually saurischian dinosaurs, but we didn’t know that when these groups were named.

The differences in dinosaur hips. The dinosaur’s head would be to the left in these images. The ilium is in blue, the ischium is in red, and the pubis is in yellow. In saurischian dinosaurs, the pubis points forward. In ornithischian dinosaurs, the pubis points backwards. Source of image unknown.

The new study focused on the earliest dinosaurs. Here are the specifics: they examined 74 species and 457 characteristics of their bones and ran an analysis in a computer program called TNT (Tree analysis using New Technology). This program looks for the simplest way the characteristics can fit on an evolutionary tree, while creating the fewest amount of changes (a principle called parsimony).

This analysis found that the ornithischian dinosaurs are more closely related to the theropod dinosaurs and that saurischian dinosaurs are most closely related to a group called Herrerasaurids.

The new relationships among dinosaurs.

So, saurischian dinosaurs were split into two groups. This leads to at least one major problem: the definition of Dinosauria. Dinosauria is defined as: Megalosaurus (the first theropod discovered), Iguanodon (the first ornithischian discovered), their most recent common ancestor, and all of its descendants. When dinosaurs were split into two main groups, using Megalosaurus and Iguanodon to anchor the definition made sense because it included all of the animals we recognize as dinosaurs within the definition. Now that theropods and ornithischians are closer relatives, this definition would exclude the sauropods and herrerasaurids from the definition.

The traditional definition of Dinosauria. With the new relationships, sauropods would be outside of the dinosaur tree.

To fix that, the authors redefined Dinosauria as the least inclusive clade that includes Passer domesticus (the sparrow: a theropod), Triceratops horridus (an ornithischian), and Diploducus carnegii (a sauropod). That includes all the dinosaurs, and will keep including everyone even if the relationships in the tree change.

The new definition of Dinosauria is anchored with a species from each group, so even if the relationships change, all the dinosaurs are still included in it.

As interesting as this analysis is, there are issues with it. The main issue is that it’s the only analysis that gets this result. That’s not to say that it’s wrong! We just need to get the same answer with a lot more analyses before we start re-writing textbooks. Some of the technical aspects of the methods seem… off… as well, but I won’t get into those details until I can do more research. Basically, this is an interesting result and one that we should keep our eyes on, but we need more data to support it before we’re all on board.

*All skeletal images from Scott Hartman. Passer image from Birds of the World Handbook.