¿Quién Descubrió el Iguanodon?

Si recuerdan la historia del mes pasado sobre [Mary Anning], la historia de hoy describe el descubrimiento hecho por una mujer que vivió al mismo tiempo y en el mismo país – Mary Ann Woodhouse.

portrait_of_mary_ann_mantell

Un retrato de Mary Ann Mantell. De Wikipedia.

Mary Ann nació en 1799 en Inglaterra. Se casó con un doctor (Gideon Mantell) a los 20 años y cambió su nombre a Mary Ann Mantell. Ella iba con él a visitar a los pacientes. En una de esas ocasiones, ella lo estaba esperando afuera y fue a examinar la grava de una calle recientemente pavimentada. ¡Entre las piedras encontró unos dientes grandes (pero miren la nota abajo)!

actual-tooth

Uno de los dientes que encontró Mary Ann. Foto del Te Papa Tongarewa Museo de Nueva Zelanda.

Ella le mostró los dientes que había encontrado a Gideon quien también era un paleontólogo amateur. Él se dió cuenta que los dientes pertenecían a algo nuevo y consultó con otros paleontólogos para descubrir que los dientes pertenecían a un herbívoro grande y anciano. Le dió el nombre de Iguanodon (por “diente de iguana”) a este dinosaurio y escribió un libro sobre éste y otros fósiles del área con la ayuda de Mary Ann quien hizo todas las ilustraciones de los fósiles.

teeth

Una ilustración de los dientes que Mary Ann hizo. De Wikipedia.

 

Nota: Aunque Mary Ann hizo las ilustraciones para el libro, su descubrimiento de los dientes es aún discutido. Una vez que haga más investigaciones, editaré este artículo.

Ella Vende Caracoles a Orillas del Mar

Esta semana, les voy a contar sobre Mary Anning, la primera paleontóloga bien conocida, quien inspiró el trabalenguas “Vende Mariscos”.

Mary nació en 1799 en Lyme Regis, un pueblo al lado del mar, en Inglaterra. La costa de Lyme Regis tiene un acantilado con sedimentos del Jurásico (acerca de 200 millones de años atrás).

screen-shot-2016-11-24-at-11-17-29-am

Mapa de Lyme Regis, Inglaterra.

Cuando Mary tenía 15 meses, fue alcanzada por un rayo y sobrevivió, lo cual hizo que la gente del pueblo la considerara una niña milagro. Ella aprendió a leer y a escribir en su escuela local, pero además de eso su educación fue muy limitada.

Ella vivía con sus padres, Richard y Molly, y su hermano mayor, Joseph. Su papá construía muebles y suplementaba sus ingresos vendiendo fósiles, que encontraba en la costa, a los turistas que pasaban por el pueblo. Muchas veces llevaba a Joseph y Mary con él para buscar fósiles en la playa. Cuando su papa murió en 1810, Mary continuó buscando fósiles para proveer de una fuente de ingresos a su familia. Junto con su hermano, Mary encontró el esqueleto de un ictiosaurio en la playa. Lo vendieron y eventualmente terminó en el Museo Británico.

marys-ichthyosaur

El ictiosaurio que Joseph y Mary Anning descubrieron cuando eran niños.

Mary bajaba a la playa con su perro, Tray, para buscar más amonitas, belemnitas, vértebras y otros fósiles. Los llevaba a su casa, los limpiaba y, en las tardes, los vendía en la calle en el pueblo.

mary_anning_painting

Un retrato de Mary con su perro, Tray.

Eventualmente, Mary ganó suficiente plata como para abrir su propio negocio. Los fósiles que encontró eran tan buenos que atrajeron la atención de los científicos de la época. Ella encontró el primer espécimen Británico de un pterosaurio y el primer plesiosaurio completo. Ella hizo disecciones de calamares y peces para entender más sobre los animales que estaba encontrando.

mary_anning_plesiosaurus

Una ilustración que hizo Mary y sus apuntes del plesiosaurio que descubrio.

Aunque no le estaba permitido hacerse miembro de la nueva Sociedad Geológica de Londres (en esos tiempos, las mujeres no eran aceptadas como miembros de la Sociedad), mucho de sus hallazgos e investigaciones fueron presentadas ahí a través de los hombres a los cuales ella vendió sus fósiles.  Muchas veces, no le dieron ningún crédito. A medida que su reputación crecía, sus amigos científicos comenzaron a adoptar sus ideas más fácilmente. Sin embargo, los tiempos eran difíciles para Mary porque le era difícil ganar dinero. Sus amigos geólogos, Henry de la Beche y William Buckland, la ayudaron en esos momentos. William incluso convenció a la Asociación Británica para el Adelanto de la Ciencia en darle una pensión anual por su tremendo trabajo.

Mary murió de cáncer de mama a una temprana edad en 1847, pero tuvo un impacto tremendo en la paleontología. Por su trabajo, sabemos que las piedras en los intestinos de los ictiosaurios y de los plesiosaurios actualmente son heces fosilizadas (llamados cololites).

coprolites1-by-buckland-1835

Las cololitas son heces preservados adentro del cuerpo. Las coprolitas, ilustradas aquí por William Buckland (1835), son heces preservadas afuera del cuerpo.

Mary empezó su vida con muy poco y aunque sólo tuvo unos pocos años de educación formal, ella trabajó todos los días para aprender algo nuevo, encontrar más fósiles y compartir su trabajo con otros.

Una Nueva Serie

Esta semana, voy a hacer algo un poco diferente. En lugar de hablar de las últimas noticias paleontológicas, quiero usar este espacio para hablar de un tema muy importante para mí: crear un ambiente de apoyo para las mujeres y otros grupos subrepresentados en las ciencias.

Aunque hay muchas mujeres jóvenes interesadas en carreras en las ciencias, tecnología,  ingeniería, y matemáticas, la proporción de mujeres en profesorados en estas carreras es notablemente baja (24.3%). Las minorías representan una fracción aún más pequeña de los profesorados (6.2%).

Yo soy una mujer Hispana, (y por tanto pertenezco a  ambos grupos: mujeres y minorías), y unos de mis objetivos profesionales es mejorar estos números. Una de las maneras en que decidí hacer eso es trabajar conjuntamente con una colega (Abby West) y una artista maravillosa (Amy Gardiner) para crear un libro para chicos sobre las Mujeres en Paleontología! Cuando Abby y yo estábamos creciendo, no teníamos ningún modelo femenino a seguir en paleontología porque la información no estaba disponible. Queremos que todas las mujeres jóvenes de todos los orígenes puedan tener una fuente de inspiración para aprender más sobre paleontología.

No hay mucha gente fuera del ambiente de la paleontología que saben cuántas mujeres están en ese campo. Este libro va a presentar biografías de las mujeres que están actualmente en nuestro campo, explicando cómo se interesaron en la ciencia y la paleontología, y lo que están investigando. Vamos a abarcar intencionalmente todo el espectro de carreras en paleontología (artistas, profesoras, curadoras, preparodoras, etc.). El libro también va a tener una sección de historia – describiendo con precisión los descubrimientos de las primeras mujeres en paleontología, presentando la vida y los trabajos de mujeres como Mary Anning, Louise Kellog, Tilly Edinger y muchas más.

El objeto de este libro es mostrar la diversidad de investigaciones, etnias, intereses y rutas a la paleontología en una manera vistosa y divertida que va a entusiasmar a los chicos a seguir sus sueños. El libro va estar publicado en ambos idiomas, Inglés y Español así más chicos lo pueden leer.

Vamos a iniciar una campaña para financiar este proyecto a principios de 2017. Hasta entonces, voy a usar este blog para presentar la historia de una de las mujeres del libro una vez por mes. Si quieren seguir el progreso de este proyecto, por favor anótense en nuestra hoja informativa [aquí].

 

1024px-mary_anning_by_b-_j-_donne

Retrato famoso de Mary Anning con su perro, Tray.

*Statistics de National Science Foundation 2013