Un Excepcional Fósil de Insecto

Las cucarachas son famosas por sobrevivir varios eventos de extinción en la Tierra. Ellas evolucionaron alrededor del Período Carbonífero (360-300 millones de años atrás) y versiones modernas aparecen en el registro fósil a mediados de la Era Mesozoica.

Una cucaracha gigante de Madagascar. De National Geographic Kids.

Ahora imaginen si una cucaracha evolucionó brazos largos para agarrar y ojos enormes para cazar. ¿Eso es muy espantoso, no? Bueno, eso básicamente es lo que es una mantis*.

Una mantis. Si lo pensás, una mantis es básicamente la versión insecto de una jirafa carnívora. Una jirafa carnívora con manos de cuchillo. Foto de Wikipedia.

Hoy, las mantis cazan a su presa por emboscada. Las mantis usan el camuflaje para esconderse en sus ambientes. ¡Cuando un insecto delicioso se acerca, ellas atacan! Tienen un par de brazos que usan para capturar y sostener a su presa (llamados brazos de raptor). Cada brazo tiene una serie de clavos para ayudar a sostener a la presa. ¿Pero siempre usaron un par de brazos para este trabajo?

Figura 1 del artículo mostrando el fósil en el centro. A la izquierda, las distintas partes del cuerpo se muestran en colores (los ojos son violetas, la cabeza es amarilla, el cuerpo y los brazos en los otros colores). A la derecha hay una foto en primer plano del segundo par de brazos.

Un nuevo [fósil] de Brasil de 110 millones de años atrás nos muestra una idea distinta. Esta mantis está excepcionalmente preservada tiene un par de alas, la cabeza, parte del primer segmento del cuerpo y los dos primeros pares de brazos.

La parte interesante es que ambos pares de brazos tienen clavos. Ya que estos clavos se usan para capturar y sostener a la presa en las mantis modernas, sabemos que esta mantis fósil probablemente estaba usando su segundo par de brazos para ayudar a sostener a la presa. Este fósil nos indica que las mantis extinguidas tal vez cazaban de una manera un poco distinta de lo que vemos hoy.

Un par de mantis mostrando sus colores. Foto de I. Siwanowicz.

*Para ser mas clara: las mantis no evolucionaron de las cucarachas. Ambos mantis y cucarachas evolucionaron de un pariente que se parecia más a una cucaracha.