Un Grupo de Reptiles Consigue una Cabeza Nueva

Esta semana, se publicó un [artículo] que describe un cráneo fósil nuevo. El cráneo pertenece a un grupo de reptiles llamados los Drepanosaurios (dre-pan-o-SAU-rios). Este grupo es bien conocido porque tenemos varios fósiles de sus cuerpos. Sus cabezas, en cambio, han sido mucho más difíciles de encontrar.

Varios drepanosaurios. De aqui.

Estos reptiles evolucionaron durante el Pérmico (alrededor de 260 millones de años atrás), pero no fueron muy diversos hasta el Triásico Tardío (alrededor de 219 millones de años atrás). Eso quiere decir que ellos sobrevivieron la extinción más grande que este planeta haya tenido – la Extinción Masiva del Pérmico-Triásico. Esto ocurrió 250 millones de años atrás y alrededor de 90% de toda la vida se extinguió.

Una aproximación de como era la Tierra durante la Extinción Masiva del Pérmico-Triásico. (Una broma – es Mordor).

¡Sin embargo, los drepanosaurios sobrevivieron! Estos pequeños reptiles se parecían a los camaleones, pero tenían unas características únicas. El nuevo fósil se llama Avicranium renestoi (“avi” para pájaro, “cranium” para cráneo, y “renesto” en honor de un paleontólogo que trabaja en este grupo).

Figura 2 del artículo mostrando una reconstrucción del cráneo. La línea cortada es la parte que falta del hocico. La nariz es hacia la izquierda.

Como indica su nombre, el cráneo muestra una mezcla de formas, algunas son muy parecidas a los pájaros y otras a los reptiles. Empecemos con las características en las que se parecen a los pájaros. El cráneo es edéntulo (no tiene dientes). También, la parte del cráneo un poco detrás de los ojos es muy abovedada. Esto hace que la caja del cráneo y el [molde endocraneano] se parezcan mucho a los de los pájaros. Estas formas son similares a las que encontramos en los pterosaurios, los pájaros modernos y los maniraptores. Algunas de las características, como la parte de atrás de la caja del cráneo y la oreja, se parecen mucho a las que encontramos en otros reptiles tempranos. Así que el Avicranium tiene una mezcla de características de los pájaros y de los reptiles que forman su cráneo.

Un análisis de relaciones familiares pone a este grupo en la base del árbol reptiliano. Esto nos indica que algunas de estas características de pájaros evolucionaron mucho más temprano en grupos no relacionados con ellos. También nos muestra que la diversidad en formas de cuerpos era mucho más amplia en el Triásico de lo que pensamos previamente.

A Group of Reptiles Gets a New Head

This week, a [paper] came out describing a new fossil skull. The skull belongs to a reptile group called Drepanosaurs (dre-PAN-o-saurs). This group is well-known as we have several fossils of the bodies. Heads, however, have been harder to find.

A few different drepanosaurs. From here.

These reptiles evolved during the Permian (sometime around 260 million years ago), but did not become a diverse group until the Late Triassic (around 219 million years ago). That means they survived the biggest extinction event this planet has experienced – the Permo-Triassic Extinction Event. This occurred at 250 million years ago and around 90% of all life went extinct.

An approximation of what Earth looked like during the Permo-Triassic Extinction. (Just kidding – it’s Mordor).

The drepanosaurs lived on, though! These little reptiles looked very much like chameleons, but had some unique traits. The new fossil is called Avicranium renestoi (“avi” for bird, “cranium” for head, and “renesto” in honor of a paleontologist who works on this group).

Figure 2 from the paper showing the reconstruction of the skull bones. The long dotted line is the missing portion of the snout. The nose is to the left.

As its name suggests, the skull shows a mix of shapes, some looking very bird-like, and some looking very reptile-like. Let’s start with the bird-like features. The skull has is edentulous (has no teeth). Also, the part of the skull slightly back from the eyes is very domed. This leads to a bird-like braincase and [endocast]. These shapes are very similar to what we find in pterosaurs, modern birds, and some maniraptorans. Some of the features, like the back of the braincase and the ear, are very similar to other early reptiles. So Avicranium has a mix of bird-like and reptile-like features making up its skull.

An analysis of evolutionary relationships puts this group at the very base of the reptile tree. This shows us that some of these ‘bird traits’ evolved way earlier and in unrelated groups. It also shows us that the diversity in body shapes was much higher in the Triassic than we previously thought.