El Misterio de los Anquilosaurios Patas Arriba

Muchos anquilosaurios, los dinosaurios con armadura, fueron encontrados con sus patas hacia arriba, especialmente si se hallaron en lechos de ríos o en sedimentos marinos. Los científicos han dado distintas explicaciones sobre el porqué de esta posición.

Un anquilosaurio. De aqui.

Un nuevo [estudio] probó varias hipótesis para resolver cuál de ellas provee la más probable explicación de los fósiles patas hacia arriba. Los autores probaron 4 hipótesis. La primera es que los anquilosaurios eran torpes, se caían por las colinas y aterrizaban con las patas hacia arriba. Esta idea es difícil de probar y parece improbable, así que los autores la abandonaron.

Las tortugas pueden darse vuelta solas cuando están patas hacia arriba (aunque es lindo tener ayuda de un amigo). Los anquilosaurios no habrían sido tan existosos si no podian hacer lo mismo.

La segunda hipótesis es que los depredadores volteaban a los anquilosaurios, los comían y  dejaban los restos que se preservaron con las patas hacia arriba. Los autores examinaros a 36 especímenes de anquilosaurios y sólo encontraron a uno con marcas de dientes. Ellos rechazaron esta hipótesis porque no parece que los anquilosaurios con las patas hacia arriba hayan sido mordidos.

Un imagen de un anquilosaurio siendo amenazado por un T. rex. Por Eldar Zakirov.

La tercera hipótesis es que los anquilosaurios muertos fueron arrastrados a los ríos. Cuando llegaron ahí empezaron a descomponerse. El proceso de descomposición produce muchos gases que quedan atrapados dentro del animal, haciendo que éste flote. La armadura en la parte de atrás del anquilosaurio pesaría más que el frente lleno de gases y el dinosaurio entero se daría vuelta. Eventualmente, se depositaría en el fondo y se preservaría con las patas hacia arriba. Para probar esto, los autores crearon modelos de computadora de un anquilosaurio y un nodosaurio (un anquilosaurio sin mazo caudal) hinchados. Encontraron que el nodosaurio se volcaría muy fácilmente y se daba vuelta más pronto. El anquilosaurio tenía más dificultad en darse vuelta.

Figura 3 del artículo mostrando los anquilosaurios hinchados. Los símbolos de la suma y del diamante son marcadores colocados para las simulaciones de computadora para probar la facilidad con la que podían darse vuelta.

La ultima hipótesis es que los anquilosaurios se daban vuelta cuando se descomponían en la tierra. Los autores probaron esta idea examinando armadillos que murieron en la carretera y observando a 22 armadillos en descomposición en un ambiente más controlado. Ellos no encontraron evidencia en favor de esta hipótesis porque era igualmente probable encontrar a los armadillos sobre sus costados, sus estómagos o sus espaldas.

Los armadillos son muy lindos.

Los autores concluyeron que el escenario más probable es que los anquilosaurios eran arrastrados a los ríos o al océano, se hinchaban al descomponerse y se daban vuelta mientras flotaban. Una vez que los gases de la descomposición escapaban, los anquilosaurios se hundían al fondo y se fosilizaban. Este estudio se encargó de probar una idea de larga data que nunca se había probado. Ahora tenemos una mejor idea de cómo se preservaron los anquilosaurios y sabemos más sobre su biología.

El Anquilosaurio Que Parece Una Estatua

En mayo pasado, les conté sobre un [anquilosaurio] que fue hallado por una empresa de petróleo en el año 2011. Tomó 6 años de preparación cuidadosa sacar la piedra dura de alrededor del fósil, pero finalmente se completó. Esta semana, el [anuncio oficial] se publicó en forma de un artículo científico.

Figura 1 del artículo mostrando el nuevo fósil.

Este anquilosaurio es un nodosaurio, un dinosaurio con armadura que no tiene una cola como garrote. Es de Alberta, Canadá, de 110 millones de años atrás. Los autores lo nombraron Borealopelta markmitchelli, que quiere decir “escudo del norte de Mark Mitchell” en honor de la persona que pasó horas excavando al fósil de la piedra, de la armadura del fósil y de la localidad donde fue hallado. Parece que cuando murió el animal, fue arrastrado al mar, se hundió y fue enterrado rápidamente. Está preservado en tres dimensiones y su armadura es hermosa.

Durante la vida, los cuernos y la armadura están cubiertas con una capa de queratina. La queratina es una sustancia dura que forma nuestras uñas y pelo, pero también la que constituye los cuernos de los rinocerontes, cubre los cuernos de otros animales y forma las barbas que usan las ballenas para filtrar su comida.

Un cráneo de un rinoceronte sin la queratina a la izquierda (de Bone Clones) y un cráneo de un rinoceronte con la queratina a la derecha (de Wikipedia). La queratina forma la mayor parte del cuerno.

La queratina normalmente se descompone rápidamente después de la muerte del animal, así que usualmente no está preservada. En el caso de este nodosaurio, la mayoría de la queratina está preservada, dándonos una idea completa de la armadura que tuvo.

Figura 2a del artículo mostrando el fósil desde arriba. En gris oscuro indica toda la queratina, lo amarillo indica el hueso por debajo.

Además, los autores encontraron una firma química en la queratina. Estos químicos no son melanosomas (las células que producen el color), pero son los productos que se forman cuando las melanosomas se descomponen. Analizando estos químicos, los autores pudieron descifrar que colores estaban en distintas partes del cuerpo.

Una reconstrucción del Borealopelta hecho por el Museo Real Tyrrell.

Ellos encontraron que la espalda del Borealopelta era de un color rojo-marrón y que la panza era de un color más claro. Esta combinación – una espalda más oscura y una panza más clara – se llama contracoloración y los animales la usan para esconderse de los depredadores. Hoy, podés ver el mismo patrón de colores en un antílope.

Un antílope americano mostrando su contracoloración. De Wikipedia.

Algunos mamíferos, como los rinocerontes y los elefantes, son tan grandes que no necesitan esconderse de los depredadores. Su tamaño los mantiene a salvo. Aunque el Borealopelta era muy grande (1300 kg), el hecho de que tenía contracoloración indica que los depredadores terópodos todavía eran una amenaza.

Hay algunos científicos que piensan que los químicos que encontraron los autores tal vez provienen del sedimento o de bacteria. ¡Como siempre, la ciencia continua buscando respuestas! Aun así, el Borealopelta es una adición bienvenida al árbol familiar de los anquilosaurios.

Excavando para Anquilosaurios

En otro anuncio de anquilosaurios esta semana, National Geographic publicó un [artículo] describiendo un maravilloso nuevo fósil.

En el año 2011, unos mineros en Alberta, Canadá estaban excavando unas piedras de 110 millones de años atrás (Cretáceo Temprano) en una colina cuando varios huesos de anquilosaurio cayeron por su pendiente.

Una foto del nuevo espécimen de nodosaurio. Foto de R. Clark.

La empresa de minas contactó al Museo Royal Tyrell para recibir ayuda y el espécimen fue recolectado. Después de seis años de trabajo, suficientes partes del fósil han sido expuestas para publicar un artículo sobre él. El articulo está casi listo para publicación, así que tendremos más información muy pronto.

Lo que ya sabemos es que el fósil es de un nodosaurio, una clase de dinosaurio con armadura, pero sin cola como garrote. Los nodosaurios son parte del grupo de anquilosaurios, pero forman su propio clado dentro de ese grupo.

Un cladogramo de Ankyosauria mostrando Nodosauridae (los nodosaurioa) y el resto de los anquilosaurios. De T. Holtz.

Este nodosaurio, en particular, está casi perfectamente preservado en tres dimensiones. Probablemente fue arrastrado al mar y enterrado rápidamente al revés, manteniendo intacta la mayor parte de su esqueleto y toda su armadura. ¡Casi parece una estatua porque está tan completo! Tendremos que mantenernos al tanto de más información cuando el artículo sea publicado.

Arrodillarse Ante Zuul

¡Esta semana, se describió a un nuevo [anquilosaurio]! Los anquilosaurios son magníficos. Eran como tanques vivos que vagaron calmadamente durante el Mesozoico, comiendo plantas que estaban bajas y aplastando a lo que los amenazaba con sus terribles colas como garrotes (notar: no todos los anquilosaurios tenían colas como garrotes, pero los que las tenían seguramente las usaban para aplastar cosas [solo puedo suponer]).

Una reconstrucción de Zuul crurivestator hecho por D. Dufault.

Este nuevo anquilosaurio es el más completo que se haya encontrado en Norte América. El artículo describe su cráneo y su cola como garrote, pero un artículo más largo va a salir que describirá al resto del fósil, cuando éste haya sido extraído de la roca.

El cráneo de Zuul. Foto del Museo Royal de Ontario.

Los autores lo llamaron Zuul crurivestator, que quiere decir ‘Zuul’ (en honor del monstruo de la película Los Cazafantasmas (Ghostbusters de 1984) y ‘Destructor de Espinillas’ porque su cola como garrote estaba al nivel de la espinilla. Su cráneo tiene varios cuernos que no están presentes en otros anquilosaurios, lo cual les hizo recordar al monstruo Zuul.

Un imagen de la cabeza de Zuul a la izquierda y un imagen de Zuul de Los Cazafantasmas a la derecha.

Su cola como garrote es una de las más largas de cualquier anquilosaurio de Norte América y tiene osteodermos (hueso que se encuentra en la piel de los animales) a lo largo de la cola.

Una foto de la cola mostrando la piel, los osteodermos, y la cola como garrote. De B. Boyle (Museo Royal de Ontario).

El fósil es de alrededor de 76 millones de años atrás – un tiempo para el cual no tenemos anquilosaurios en el registro fósil, aunque ya estaban presentes. ¡Y encima de todo, el espécimen tiene tejidos suaves preservados con él! Hay una capa de tejidos negros y brillantes sobre algunos de los osteodermos de la cola, que puede ser la preservación de la envoltura de queratina que cubrió a los osteodermos en vida.

Resumiendo, el Zuul crurivestator es un nuevo anquilosaurio. Es uno de los fósiles de anquilosaurio más completos de Norte América, con preciosos cráneo y cola como garrote . Y tiene preservación de tejido suaves. ¡Maravilloso!