Día Nacional de los Fósiles (EE.UU.)

El pasado miércoles, 13 de Octubre, celebramos el duodécimo Día Nacional de los Fósiles. Es un día que se dedica a celebrar la historia que preservan los fósiles y a los paleontólogos que los estudian. El Día Nacional de los Fósiles fue establecido por el Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos para estimular la preservación de los fósiles y de la herencia que representan.

Arte del Día Nacional de los Fósiles hecho por el Servicio de Parques Nacionales

Aquí en la Universidad de Suffolk (en Boston, Massachusetts), celebramos la ocasión con una presentación sobre la influencia de  los organismos antiguos en la cultura popular. Como paleontóloga, las habilidades que yo he adquirido me ayudan a interpretar las historias de fantasía, la ciencia ficción y las representaciones de mundos extraterrestres a través del lente de como evolucionaron los organismos aquí en la Tierra.

Si quieren escuchar lo que mi colega paleontólogo Dr. Eric Dewar y yo dijimos sobre esto, miren el video de nuestra charla que grabamos ayer:

Un Oso de Agua en Ámbar

¡El artículo de hoy es sobre los [osos de agua]! ¿¿Que es un oso de agua?? Son increíbles criaturas diminutas, parientes de los artrópodos (animales como los insectos y las arañas). Tienen otros nombres como ‘cerditos de musgo’ y más oficialmente, tardígrados. Estos animalitos son adorables y maravillosos. Pueden sobrevivir en ambientes extremos, como el vacío del espacio y la radiación intensa. ¡Y miren que lindos son!

Aquí esta uno nadando.

Ellos fueron incluso presentados en el programa de televisión Los Octonautas.

Un segmento de Los Octonautas.

Esta semana se publicó un artículo sobre una especie nueva que fue hallada en un pedazo de ámbar del Mioceno (~23-5 millones de años atrás) de la República Dominicana. El ámbar es savia del árbol fosilizado. Cuando la savia está en estado líquido, gotea del árbol y atrapa organismos pequeños (como insectos, polen y ocasionalmente pájaros pequeños y lagartos). Cuando la savia se endurece, puede convertirse en ámbar y lo que fue atrapado se fosiliza. Los autores estuvieron analizando unas hormigas que fueron atrapadas en este pedazo de ámbar por unos meses antes de descubrir al pequeño oso de agua. Es sólo uno de un puñado de fósiles de tardígrados.

Figura 1 del artículo mostrando el oso de agua de costado.

Los autores nombraron a esta especie Paradoryphoribius chronocaribbeus. Hicieron un análisis de relación de parentesco para descubrir a que género pertenencia este fósil diminuto. Por sus características únicas, ellos comprendieron que, aunque pertenecía a un género ya conocido, era una especie nueva. Lo llamaron ‘chrono’ que quiere decir ‘tiempo’ por la edad del fósil, y ‘caribbeus’ por el sitio del hallazgo.

Un dibujo del oso de agua (por Holly Sullivan, Figura 6c del artículo).

¡Espero que encuentren más!

ADN de un Dinosaurio!

La semana pasada, se publicó un [artículo] muy emocionante. Este estudio no sólo muestra células individuales en un fósil del Cretáceo Temprano (133-120 millones de años atrás), ¡sino también que esas células preservan ADN dentro de ellas!

A la izquierda, el espécimen del Caudipteryx, mostrando el sitio de la muestra en amarillo (de la Figura 1 del artículo). A la derecha, una reconstrucción de un Caudipteryx (arte por Matt Martyniuk).

El fósil es un espécimen de un Caudipteryx, un oviraptorosaurio de la famosa Biota de Jehol de China. La biota de Jehol viene de un sitio con una preservación exquisita de fósiles. Muchos de los especímenes que vienen de ahí están al menos parcialmente completos (los huesos todavía se encuentran como hubiesen estado durante la vida, o sea “articulados”).

Los autores sacaron una muestra del cartílago articular del fémur derecho (el hueso de la parte superior de la pierna). El cartílago articular es una capa de material más suave que los huesos que protege los extremos de los huesos de la fricción donde se unen a una articulación, como en la rodilla. Ellos dividieron su muestra en 3 pedazos y usaron diferentes técnicas de alta-resolución y métodos de tinción para ver los detalles microscópicos.

El resultado más impresionante fue el del segundo pedazo. Primero, disolvieron todo el material óseo dejando sólo el cartílago. Después cortaron el pedazo en secciones finas que la luz pudiera atravesar, y las tiñieron. La tinta se fusiona con las membranas de las células, el ADN y todo el material externo de la célula (“la matriz extracelular”) con colores distintos. Hicieron lo mismo con un pedazo de hueso de una gallina para comparación.

F

Fotos del segundo pedazo del hueso después del proceso de teñido. Los círculos violetas son los condrocitos y el círculo rosado en el centro es el núcleo. Las tiras más oscuras dentro del núcleo son cromatina. A la izquierda está el fósil y a la derecha está la gallina. (De la Figura 4c-f del artículo).

Los autores encontraron ‘condrocitos’ (las células que hacen el cartílago) muy bien preservadas, con núcleos en su interior. El núcleo de la célula es la parte que contiene el ADN. Dentro del núcleo había material más oscuro en tiras, que los autores describen como cromatina – una forma de ADN que es más condensada que la hélice doble que es mas típica. ¡Encontraron ADN dentro de un fósil de un dinosaurio de ~130 millones de años atrás!

Los autores aclaran que no es probable que encontremos secuencias de ADN dentro de un fósil de esta edad. Las secuencias son las que dan las instrucciones de como armar un organismo. Así que por ahora (afortunadamente), no podemos recrear el Parque Jurásico. Pero este estudio nos muestra que, con nuevas técnicas de imagen, podemos aprender cada vez más sobre estos antiguos organismos.

Cavernas y Herramientas

En Marruecos (África), 120.000 años atrás, un gato montes, un chacal y un zorro se reunieron en una caverna. ¿Qué estaban haciendo ahí? ¿Y los humanos que tenían que ver con eso?

La publicación de hoy es sobre [la cultura humana].  Y los fósiles. La mayoría de lo que escribo en este sitio es sobre lo que nos pueden decir los fósiles sobre como, cuando y dónde vivió un animal. Los fósiles nos cuentan sobre la biología de los animales ya extinguidos. Pero eso no es todo lo que nos pueden mostrar. En algunos casos, los huesos también registran que pasó con el animal después de su muerte.

El sitio de la caverna en Marruecos, África. (Figura 1b del artículo)

La Caverna Contrebandiers en Marruecos tiene capas de sedimento de 120.000 años atrás. Las cavernas son refugios muy buenos. Los animales y las plantas usan las cavernas o se quedan atrapados en ellas, se hacen fósiles y los podemos descubrir. Dentro de la caverna Contrebandiers, exploradores encontraron los huesos fosilizados de un chacal dorado, un zorro de arena, un gato montes y de varios animales parecidos a las vacas.

Algunos de los animales que encontraron en la caverna. (Atribuciones en la imagen, extraídas de Wikipedia)

Pero estos animales no estaban pasando el tiempo juntos, ellos fueron cazados por los humanos (Homo sapiens) que vivían ahí. De acuerdo a las marcas en los huesos, los animales fueron cazados, llevados a la caverna y despellejados para elaborar ropa con sus pieles. La ropa no se fosiliza fácilmente porque está hecha de pieles que se deterioran rápidamente.

Un ejemplo de cómo se hacían las herramientas ‘espatuladas’ y cómo fueron usados. (Figura 4 del artículo)

Los huesos de los animales no eran la única evidencia de despellejado. También se encontraron herramientas en la caverna. Herramientas hechas de huesos de animales y moldeadas de una manera específica por manos humanas de la antigüedad. Hoy, los humanos todavía usan herramientas y métodos similares para el despellejado, así que no tenemos que adivinar el uso de estas herramientas. Esta caverna preserva la evidencia más antigua de herramientas formales de hueso y de la producción de ropa por humanos modernos (Homo sapiens)en África.

Una nota final: Este es el primer artículo científico que yo he leído que tiene una declaración de “Inclusividad y Diversidad” al final. Los autores dicen, entre otros puntos importantes, que ellos “trabajaron activamente para promover un balance de género en nuestra lista de referencias.” Estoy agradecida que este periódico incluye esta declaración y por el trabajo de los autores.

A Los Superdepredadores No Les Gusta Compartir

Hola amigos. Ha pasado mucho tiempo desde mi último blog. Pero ahora creo que puedo dedicar tiempo a esta página nuevamente. Quiero empezar con un artículo que fue publicado en agosto del 2021 sobre un nuevo carcarodontosáurido de Uzbekistán.

Un mapa mostrando Uzbekistán demarcado en rojo y el sitio de fósiles con un punto rojo.

Caption: Un mapa mostrando Uzbekistán demarcado en rojo y el sitio de fósiles con un punto rojo.

Los carcarodontosáuridos eran grandes dinosaurios carnívoros que existieron desde el Jurásico Tardío (cerca de 150 millones de años atrás) hasta la parte temprana del Cretáceo Tardío (cerca de 90 millones de años atrás). Después de eso, los carcarodontosáuridos se desvanecen y otros ocupan su lugar. Volveremos a explicar porqué eso sucedió en breve.

Este nuevo espécimen de carcarodontosáurido se llama Ulughbegsaurus uzbekistanensis. ‘Ulughbeg’ viene del nombre Ulugh Beg, astrónomo Uzbeko del siglo quince, y ‘uzbekistanensis’ indica el país del hallazgo. La única parte que encontraron del dinosaurio fue un pedazo de la maxila, la parte de la mandíbula superior que contiene los dientes.

El pedazo de la maxila de Ulughbegsaurus uzbekistanensis (Figura 1 del artículo).

Los autores hicieron un análisis informático para determinar a que tipo de dinosaurio pertenecía esta maxila usando características de los huesos. El análisis se hizo en dos formas y las dos coincidieron en que la maxila era de un carcarodontosáurido.

Este hallazgo es de un lugar y tiempo del cual no teníamos fósiles de estos dinosaurios, pero más importante es el tamaño de la maxila en comparación a otros dinosaurios depredadores del área. El largo de la maxila nos puede indicar el largo del fémur (el hueso de la parte superior de la pierna) porque los dos huesos crecen en forma relacionada. El largo del fémur nos pueda dar una idea del tamaño del cuerpo. Esta maxila nos indica que el dinosaurio medía más de 7 metros (21 pies) de largo y pesaba más de 1000 kgs (2200 libras).

Cuando los carcarodontosáuridos más grandes existieron, los otros depredadores que vivían juntos a ellos eran más pequeños. Cuando vivieron, los carcarodontosáuridos ocuparon el ápice (la posición más alta) de la red alimentaria y otros carnívoros no pudieron competir. Una vez que los carcarodontosáuridos se desvanecieron, surgió una oportunidad para que otros depredadores llenaran su ‘nicho’ (nicho es el papel o posición de una especie en el medio ambiente). Fue sólo después de su desaparición que los tiranosaurios se convirtieron en los enormes Tyrannosaurus rex de América del Norte y los Tarbasaurus baatar de Asia. Después de la extinción de los carcarodontosáuridos en América del Sur, los abelisáuridos florecieron. El medio ambiente sólo tiene lugar para unos pocos depredadores gigantes.

Un Nuevo Pájaro de Nueva Zelandia

La semana pasada, su publicó un [artículo] donde se describe una nueva especie de pájaro de Nueva Zelandia. Nueva Zelandia es una nación isleña en el hemisferio sur, cerca de Australia.

Un mapa de Nueva Zelandia, con una estrella mostrando donde se halló el fósil. De Google.

Nueva Zelandia no tiene un registro de fósiles muy extenso, especialmente de pájaros, por lo tanto, este nuevo descubrimiento es exitoso por muchas razones. Agrega al registro de fósiles de aves en el hemisferio sur y en Nueva Zelandia y sucede justo después del anuncio del descubrimiento de un loro gigante en la misma nación. Este pájaro, en cambio, es de un linaje de pájaros extinguidos llamados los Pelagornitidos. 

Protodontopteryx ruthae, la nueva especie de pelagornitido. Hecho por Derek Onley/Museo de Canterbury.

Estos pájaros se conocen por tener pequeñas clavijas que parecen como dientes sobre sus picos. Sin embargo, estas clavijas no son dientes sino sólo parte del borde del pico, por eso a estos pájaros se los llama ‘pseuodentados’ (=’dientes falsos’). Ellos varían en tamaño con envergaduras de 3 metros a 5-6 metros y eran unos de los pájaros más grandes que todavía podían volar. Su tamaño los restringía a volar solamente en lugares con mucho viento, que usaban para planear.

La nueva especie, Protodontopteryx ruthae, era más chica que los otros pelagornitos, con una envergadura de 1 metro. Este tamaño más pequeño indica que esta especie podría haber volado más activamente que sus parientes más grandes. Además de las alas, los autores describen el cráneo, la cadera, unas vertebras y los huesos que conectan los brazos al cuerpo, llamados la faja pectoral. 

El espécimen del Protodontopteryx, con la foto a la izquierda y una imagen de TC a la derecha. De figura 1 del artículo.

El Protodontopteryxes importante por algunas otras razones. Dado que tienen las pseudodentadas en el pico, se demuestra que esas clavijas evolucionaron antes que las adaptaciones para planear. Fue encontrado en sedimentos que son más viejos que las localidades de los otros pelagornitos y un análisis de relaciones evolutivas indica que es más basal (o es un pariente más temprano) del grupo. Estas dos realidades nos dicen que el Protodontopteryxes el pelagornito más viejo y más temprano evolutivamente que conocemos, además de ser el más chico. ¡Esperemos que encontremos mas pájaros asombrosos en Nueva Zelandia! 

Aire Acondicionado Para Los Archosaurios

Hoy en DrNeurosaurus quiero hablar sobre un [estudio] que se publicó en Julio de este año, pero que recientemente salió en las noticias. No es un estudio típico como los que presento aquí, donde algún fósil nuevo se halló y se describió y es celebrado por su novedad (ser nuevo) y por su valor científico. Es otro estilo de estudio. 

Los autores quisieron examinar más detalladamente una estructura en los cráneos de muchos archosaurios. Tal vez recuerden a los archosaurios de otros blogs – son un grupo de animales que incluyen a los cocodrilos y pájaros vivos, su pariente y todos sus descendientes: 

Este árbol está modificado del que se encuentra [aqui], en Archosaur Musings.

Todos estos animales tienen una abertura en la parte superior del cráneo, que los científicos previos pensaron eran donde se alojaban los músculos de la mandíbula. Los autores miraron a estas aberturas en más de 100 especímenes de lagartos, tortugas, cocodrilos y aves usando imágenes de TC, RM, disección, y otros métodos. 

El cráneo de un cocodrilo con las aberturas marcadas. No se sabe quien lo hizo.

Encontraron que, en muchos casos, las aberturas no estaban ocupadas completamente por músculos. En cambio, las aberturas contenían vasos sanguíneos justo debajo de la piel. Cuando los autores examinaron animales extinguidos como los dinosaurios no aviarios y los cocodrilos extinguidos, no encontraros evidencia de músculos en estas regiones. Usando comparaciones con animales vivos, los autores sugieren que estas aberturas tenían vasos sanguíneos. ¿Pero con que propósito?

Bueno, eso depende del animal. En animales con estructuras que adornan el cráneo, esos vasos sanguíneos podían proveer nutrientes para esa estructura.

Un Triceratops. Su volant es una estructura queen adorna su cráneo – una estructura que se usa para comunicar con otros miembros de su especie. Del Museo de Historia Natural, Londres.

En animales sin esas estructuras, los vasos sanguíneos actuaban como reguladores de la temperatura de su cuerpo. Para probar esto, los autores usaron cámaras de imágenes térmicas para sacar fotos de cocodrilos vivientes. Encontraron que las aberturas estaban mas frías que sus cuerpos en temperaturas calurosas y más calientes que sus cuerpos en temperaturas frías. Esto sugiere que su hipótesis (idea) tiene apoyo. 

Figura 11 del artículo: una interpretación artística de imágenes termicas de un Daspletosaurus, Deinonychus, y dos archosaurios parientes de los cocodrilos. Por Brian Engh.

¡Usando muchos especímenes y métodos para hacer imágenes, los autores pudieron descubrir algo nuevo sobre animales que hemos conocido por mucho tiempo, incluyendo sobre aquellos que viven hoy! 

Ópalo, Ornitópodos, y Australia

A principios de junio, un descubrimiento me hizo exclamar, “¡Ah, que cool!” Honestamente, muchas cosas me hacen decir eso, pero este descubrimiento es raro. 

En Nueva Gales del Sur, Australia, los huesos de una nueva especie de dinosaurio ornitópodos fueron descubiertos en una mina de ópalo. 

Un mapa de Australia mostrando el sitio del campo de ópalo Sheepyard. De Google Maps.

El dinosaurio fue nombrado Fostoria dhimbangunmal (pronunciado: fos-TO-ria dim-ban-GOON-mal) en honor a Robert Foster, quién descubrió la capa de roca con los huesos y usando las palabras “campo de ovejas” por el campo de ópalo “Sheepyard” donde se encuentran las capas de roca. Las palabras “campo de ovejas” vienen del idioma de la gente Yuwaalaraay, Yuwaalayaay, y Gamilaraay, gente nativa de Australia. 

Australia no tiene un gran registro de fósiles de dinosaurios, por lo tanto el hallazgo del Fostoriaes importante para entender como era el continente durante el Mesozoico. La descripción del nuevo dinosaurio se basa en potencialmente 4 individuos—se encontraron 4 omóplatos y 3 de ellos eran del lado derecho, lo cual indica que había por lo menos 3 animales distintos ahí. Además de los omóplatos, se encontraron muchos elementos de los brazos, las piernas, la columna vertebral y el cráneo. Y ahora la parte que me hizo decir “¡Ah, que cool!”: ¡los huesos están preservado en ópalo! El ópalo se conoce como una piedra preciosa y es realmente la piedra preciosa nacional de Australia. En el caso de estos huesos de dinosaurio, viene en un color azul, pero se puede encontrar en una variedad de colores. 

Una foto de uno de los huesos del Fostoria, preservado en ópalo. Pueden ver una franja de azul translucido arriba del todo. Foto de Robert A. Smith, Australian Opal Centre.

Los huesos que se encontraron son de tamaños diferentes, representando animales de distintas edades que estaban viviendo juntos. ¡Este es el primer descubrimiento de una manada de dinosaurios de Australia! ¡Y está preservada en ópalo! ¿Qué tan fantástico es eso?

Una Paleontóloga Joven se Vuelve Viral

¡Hola! Ah sido un año largo desde que les hablé. Desde entonces, me mude a una ciudad nueva (¡Boston!), tuve una hija (que ya tiene 1 año), empecé un trabajo nuevo (¡Suffolk University!), compre una casa (#adultando) y me mude devuelta. Finalmente puedo hacer el tiempo para escribir este blog devuelta, asique espero que todavía tenga una audiencia allí afuera.

Nos perdimos muchas noticias buenas durante el año pasado:

  • Pterosaurios [bebés] probablemente podían volar
  • [Las plumas] evolucionaron más temprano de lo que pensábamos 
  • Se hallo una cabeza de un [lobo] en Siberia de 30.000 años atrás, y casi tiene el aspecto de estar durmiendo
  • Un nuevo dinosaurio con alas como murciélagos: [Ambopteryx]
  • ¡Y muchos más!

Desafortunadamente, no tengo tiempo para escribir sobre todos estos descubrimientos, por lo tanto vamos a hablar sobre una paleontóloga joven de la India. 

Aswatha con un fósil. De The Better India (enlazado abajo de todo)

Hace poco, ella se volvió viral en las redes sociales por ser la paleontóloga más joven de la India. Tal vez la conocen, se llama Aswatha Biju y tiene solamente 12 años. A los 5 años, vio una foto de una amonita en una enciclopedia y su interés en paleontología creció desde ahí. Sus padres la llevaron al [Museo Egmore] donde vio más amonitas y otros fósiles, y quiso volver muchas veces más. 

Aswatha dando una charla. De The Better India (enlazado abajo del todo)

Desde ese momento, empezó a aprender más sobre fósiles y paleontología. Visito sitios adonde podía hallar fósiles, ¡ahora tiene más de 70! Se ha convertido en una experta conocida, y escuelas y universidades la han invitado a dar seminarios. Aswatha ya esta bien encaminada para llegar a ser una de las paleontólogas más expertas sobre fósiles de la India. 

Pueden leer más sobre su historia en [The Better India]

¡Hola!

¿Se acuerdan de mí? Muchas cosas pasaron desde la última vez que hablamos. Me mudé a una nueva ciudad, tuve una bebé y empecé una carrera nueva. El 2018 fue un año con mucha actividad. Espero que en el 2019 puedhacer tiempo para continuar con DrNeurosaurus. Sin embargo, ya que todavía estoy tratando de sobrevivir mi primer año en mi nueva carrera, voy a poner artículos con menos frecuencia que antes, pero pienso que voy a poder escribir una vez al mes.

Con ese fin, si no pueden esperar a que ponga algo nuevo aquí, ¡no tienen que esperar! Esta noche, a las 19:00 hora del este (EEUU), voy a estar transmitiendo en vivo yo mismo jugando Jurassic World Evolution en Twitch. ¡Voy a poder responder a tus preguntas sobre los dinosaurios que ven o preguntas sobre paleontología en general en TIEMPO REAL! Asíque vengan a pasar el rato conmigo hoy a la noche: twitch.tv/drneurosaurus.