Un Viejo Dinosaurio con Nueva Información

A mediados de este mes, se publicó un [estudio] con un resultado sorprendente sobre la historia temprana de los dinosaurios. Como ya hemos comentado anteriormente, los dinosaurios vienen en dos sabores generales: Ornitisquios y Saurisquios [o tal vez no]. Los ornitisquios incluyen a diversos herbívoros como el Stegosaurio, el Triceratops, el Pachycephalosaurus y otros. Todos tienen un hueso predentario (un hueso en frente del dentario) y un pubis (parte de la cadera) que apunta hacia atrás. El hueso predentario soportaba un pico para cortar las plantas y el pubis apuntando hacia atrás dejaba más espacio para los intestinos – dos características necesarias para comer muchas plantas. Los saurisquios incluyen a los dinosaurios con cuellos largos (los saurópodos) y los terópodos carnívoros como el Tyrannosaurus rex, el Velociraptor, el Coelophysis y otros. Ellos tienen un pubis que apunta hacia adelante y no tienen un hueso predentario.

Una comparación de las caderas de los saurisquios (arriba) y los ornitisquios (abajo). El pubis esta en verde. De Britannica y Everything Dinosaur.

La historia temprana de los dinosaurios es poco clara, en parte porque muchos de los dinosaurios más tempranos parecen similares. Este estudio examinó un dinosaurio llamado Chilesaurus diegosuarezi, que se había identificado previamente como un terópodo. Tiene un pubis que apunta hacia atrás, pero no tiene un hueso predentario. Esto es una combinación que no se ve en cualquier otro dinosaurio.

Figura 2 B y D del artículo mostrando el dentario (izquierda) y la cadera (derecha) de Chilesaurus.

Los autores agregaron al Chilesaurus en un conjunto de datos de otros 75 dinosaurios y más de 450 características. La computadora hizo un análisis filogenético (un análisis de relaciones familiares) usando el conjunto de datos. ¡Su nuevo análisis concluyó que este dinosaurio actualmente era un ornitisquio temprano y no un terópodo! Nos muestra que las características que ayudaron a los ornitisquios a comer más plantas, evolucionaron en etapas y no todas al mismo tiempo. Primero, el pubis apuntó hacia atrás para dejar más espacio para los intestinos. Después, el hueso predantario se formó y creó un pico para cortar las plantas más fácilmente.

Este análisis muestra que algunas veces tenemos que volver y reexaminar nuestros resultados para tener una imagen más clara del pasado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *