Un Nuevo Árbol Genealógico de Dinosaurios

La semana pasada, se publicó un [estudio] que cambió las relaciones familiares fundamentales de los dinosaurios. Tradicionalmente, y en los últimos 130 años, los dinosaurios se dividían en 2 grupos principales: los saurisquios (dinosaurios con cadera de lagarto) y los ornitisquios (dinosaurios con cadera de pájaro). Los saurisquios incluyen los saurópodos con cuellos largos, los terópodos que comían carne y, eventualmente, los pájaros de hoy. Los ornitisquios incluyen los dinosaurios con cuernos y los dinosaurios con armadura (como el Triceratops y el Anquilosaurio) y los dinosaurios con pico de pato.

La idea tradicional de las relaciones familiares de dinosaurios.

Esta distinción principal ocurre por las diferencias en las caderas de estos dinosaurios y por eso tienen esos nombres. Tres huesos conforman la cadera: el ilion, el isquion y el pubis. El ilion une los otros dos huesos a la espina. El isquion forma la parte de atrás de la cadera. El pubis forma la parte de adelante. En los saurisquios, el pubis apunta para adelante, muy similarmente a como está en los lagartos. En los ornitisquios, el pubis apunta para atrás, muy similarmente a como está en los pájaros. Ahora sabemos que los pájaros son dinosaurios saurisquios, pero no lo sabíamos cuando le pusieron los nombres a estos grupos.

Las diferencias en las caderas de los dinosaurios. En estos imagenes, la cabeza del dinosaurio estaría a la izquierda. El ilion está en azul, el isquion está en rojo, y el pubis está en amarillo. En los dinosaurios saurisquios, el pubis apunta para adelante. En los dinosaurios ornitisquios, el pubis apunta para atrás. No se de adonde viene este imagen.

El nuevo estudio se enfocó en los dinosaurios más tempranos. Aquí vienen los detalles: ellos examinaron a 74 especies y 457 características de sus huesos y los analizaron con un programa de computadora llamado TNT (Tree analysis using New Technology = análisis de árboles usando nueva tecnología). Este programa busca la manera más simple de poner todas las características en un árbol evolucionario y, al mismo tiempo, creando la menor cantidad de cambios (un principio llamado parsimonia).

Este análisis encontró que los dinosaurios ornitisquios son parientes más cercanos a los dinosaurios terópodos y que los dinosaurios saurópodos son parientes más cercanos a un grupo llamado Herrerasauridos.

Las nuevas relaciones familiares de dinosaurios.

Así que los dinosaurios saurisquios se dividieron en dos grupos. Esto conduce a un gran problema: la definición de Dinosauria. Dinosauria se define como: el Megalosaurio (el primer terópodo descubierto), el Iguanodon (el primer ornitisquio descubierto), su pariente más cercano, y todos sus descendientes. Cuando los dinosaurios se dividían en dos grupos principales, usando al Megalosaurio y al Iguanodon para anclar la definición tenía sentido porque de esa manera se incluían a todos los animales que reconocemos como dinosaurios dentro de esa definición. Ahora que los terópodos y los ornitisquios son parientes más cercanos, esta definición excluye a los saurópodos y los herrerasauridos.

La definición tradicional de Dinosauria. Con las nuevas relaciones familiares, los saurópodos se quedarían afuera del árbol de dinosaurios.

Para arreglar eso, los autores redefinieron Dinosauria como el clado menos inclusivo que incluye al Passer domesticus (el gorrión: un terópodo), al Triceratops horridus (un ornitisquio) y al Diploducus carnegii (un saurópodo). Esto incluye a todos los dinosaurios y seguirá incluyendo a todos incluso si las relaciones en el árbol cambian.

La nueva definición de Dinosauria está anclada con una especie de cada grupo, tal vez si cambian las relaciones familiares, todos los dinosaurios se quedan en la definición.

Tan interesante como este análisis es, hay problemas con él. El problema principal es que es el único análisis que llega a este resultado. ¡Eso no quiere decir que esté incorrecto! Sólo necesitamos llegar a este resultado con muchos análisis más antes de empezar a rehacer los libros de texto. Algunos aspectos de los métodos también parecen… extraños… pero no voy a hablar de eso antes que pueda hacer más investigaciones. Básicamente, este resultado es muy interesante y tenemos que mantenerlo en observación, pero necesitamos más datos que lo apoyen antes que todos estemos de acuerdo.

*Todos los esqueletos hechos por Scott Hartman. El imagen del Passer viene de Birds of the World Handbook.

A New Dinosaur Family Tree

Last week, a [study] was published that changed the fundamental relationships among dinosaurs. Traditionally, and for the last 130 years, dinosaurs have been split into two main groups: saurischians (‘lizard hipped dinosaurs’) and ornithischians (‘bird hipped dinosaurs’). The saurischians include the giant, long-necked sauropods, the meat-eating theropods, and eventually modern birds. The ornithischians include the horned dinosaurs, the armored dinosaurs (like Triceratops and Ankylosaurus), and the duck-billed dinosaurs.

The traditional view of dinosaur relationships.

This main distinction occurs because of differences in the hips of these dinosaurs, hence the names. The hips are made of three bones: the ilium, the ischium, and the pubis. The ilium attaches the other two bones to the spine. The ischium forms the back of the hips. The pubis forms the front. In saurischians, the pubis points forward, very similar to the hips of modern lizards. In ornithischians, the pubis points backwards, very similar to the bones of modern birds. Now we know that birds are actually saurischian dinosaurs, but we didn’t know that when these groups were named.

The differences in dinosaur hips. The dinosaur’s head would be to the left in these images. The ilium is in blue, the ischium is in red, and the pubis is in yellow. In saurischian dinosaurs, the pubis points forward. In ornithischian dinosaurs, the pubis points backwards. Source of image unknown.

The new study focused on the earliest dinosaurs. Here are the specifics: they examined 74 species and 457 characteristics of their bones and ran an analysis in a computer program called TNT (Tree analysis using New Technology). This program looks for the simplest way the characteristics can fit on an evolutionary tree, while creating the fewest amount of changes (a principle called parsimony).

This analysis found that the ornithischian dinosaurs are more closely related to the theropod dinosaurs and that saurischian dinosaurs are most closely related to a group called Herrerasaurids.

The new relationships among dinosaurs.

So, saurischian dinosaurs were split into two groups. This leads to at least one major problem: the definition of Dinosauria. Dinosauria is defined as: Megalosaurus (the first theropod discovered), Iguanodon (the first ornithischian discovered), their most recent common ancestor, and all of its descendants. When dinosaurs were split into two main groups, using Megalosaurus and Iguanodon to anchor the definition made sense because it included all of the animals we recognize as dinosaurs within the definition. Now that theropods and ornithischians are closer relatives, this definition would exclude the sauropods and herrerasaurids from the definition.

The traditional definition of Dinosauria. With the new relationships, sauropods would be outside of the dinosaur tree.

To fix that, the authors redefined Dinosauria as the least inclusive clade that includes Passer domesticus (the sparrow: a theropod), Triceratops horridus (an ornithischian), and Diploducus carnegii (a sauropod). That includes all the dinosaurs, and will keep including everyone even if the relationships in the tree change.

The new definition of Dinosauria is anchored with a species from each group, so even if the relationships change, all the dinosaurs are still included in it.

As interesting as this analysis is, there are issues with it. The main issue is that it’s the only analysis that gets this result. That’s not to say that it’s wrong! We just need to get the same answer with a lot more analyses before we start re-writing textbooks. Some of the technical aspects of the methods seem… off… as well, but I won’t get into those details until I can do more research. Basically, this is an interesting result and one that we should keep our eyes on, but we need more data to support it before we’re all on board.

*All skeletal images from Scott Hartman. Passer image from Birds of the World Handbook.

Mi Pequeño Pony

Cambio Climático. Es un tema que ha estado en las noticias recientemente por una variedad de razones, principalmente porque lo estamos sufriendo ahora. Sabemos eso porque tenemos los registros del clima desde 800,000 años atrás (y tal vez desde [1.5 millones de años atrás]) de los núcleos de hielo. Los gases que quedaron atrapados en el hielo están hechos de la atmósfera que estaba presente cuando se formó el hielo. Los átomos que forman los gases, como oxígeno, carbono e hidrógeno, tienen valores distintos de partículas positivas y negativas (distintos isótopos) que están directamente relacionados con la temperatura del planeta en ese momento. Así sabemos que temperatura tenía el planeta y podemos trazar los datos y hacer predicciones de cómo viene le futuro (alerta de spoiler: va a hacer calor). Para más información sobre eso, miren el video al fondo de este artículo.

Este gráfico muestra los niveles de dióxido de carbono en el tiempo. Cuanto mayor sea el nivel de dióxido de carbono, más caluroso será la temperatura. De NASA. Crédito va a los datos de núcleos de hielo de Vostok/J.R. Petit et al.; el registro de dióxido de carbono de Mauna Loa de NOAA.

Esta semana se publicó un [artículo] que analiza estos isótopos del pasado. La Tierra se ha calentado en el pasado. Uno de esos tiempos, llamado el Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (MTPE, 56 millones de años atrás) duró por 200,000 años y subió la temperatura de la Tierra entre 5°C y 8°C durante 10,000 años. (Nota: ya subimos [0.7°C durante 100 años, que es cerca de 10 veces más rápido] que durante los ciclos naturales que el planeta ha experimentado.)

Bueno, hay mucha información en este gráfico. Lo voy a explicar. El tiempo, en millones de años, está al fondo (eje de las x) con el hoy en día a la derecha en 0 millones de años atrás. Las abreviaturas por arriba del tiempo son para los nombres de los periodos (Pal = Paleoceno, Eo = Eoceno). Sobre la derecha, la eje de las y muestra la cantidad de un isótopo particular de oxígeno que nos indica la temperatura. La línea verde en el gráfico es la cantidad de ese isótopo durante el tiempo, y eso nos da una idea de la temperatura. Cuanto más alta esté la línea, lo más calor, y cuanto más baja esté la línea, lo más frío la temperatura. Entre el Paleoceno y el Eoceno pueden ver un máximo que indica una temperatura alta rápida. También pueden ver la tendencia hacia temperaturas más frescas que condujo a las épocas de hielo (donde dice “Rapid Glacial Cycles” = “Ciclos de Glaciares Rápidos).

Este nuevo estudio examinó un tiempo después del MTPE (aproximadamente 2 millones de años después, 53.7 millones de años atrás), llamado el Máximo Térmico Eoceno 2 (MTE2). El registro de este tiempo es relativamente completo en la Cuenca Big Horn de Wyoming (USA). Los autores analizaron la temperatura antes, durante y después del MTE2 usando los isótopos de la tierra y de los dientes de un caballo primitivo, el Arenahippus pernix, y otros especies de mamíferos. También calcularon el tamaño del cuerpo de estos animales usando el tamaño del primer molar. El tamaño del molar se corresponde bien con el tamaño del cuerpo en los mamíferos, así que podemos usar el tamaño del molar para estimar el tamaño del cuerpo cuando solamente tenemos los dientes del animal.

Un Arenahippus pernix en el Museo de Historia Natural de Suecia. De Wikipedia.

Los autores encontraron que cuando la temperatura subió, el tamaño del caballo se redujo (de 7.7 kg a 6.6 kg). Cuando la temperatura bajó después del MTE2, el tamaño aumentó (de 6.6 kg a 7.9 kg). Una de las razones de esta reducción es que es más fácil refrescarse si uno es pequeño que si uno es grande. Si el medio ambiente se está calentando, la habilidad de refrescarse más rápido es una ventaja. Además, tal vez había menos nutrientes disponibles si había sequías, así que, tal vez, los caballos no pudieron crecer hasta su tamaño máximo. La ultima razón se puede relacionar con la cantidad de lluvia. Con menos lluvia hay menos plantas y menos comida para los herbívoros. Cualquiera sea la razón o combinación de razones, lo que sabemos es que los cambios climáticos, como los que podemos ver hoy, van a afectar a los mamíferos en maneras que todavía estamos descubriendo.

Figura 3 (A y C) del artículo. Las primeras dos columnas muestran los niveles del isótopo de carbono en la tierra durante el tiempo. Los puntos más a la izquierda muestran temperaturas más altas. La columna a la derecha muestra el tamaño del molar del Arenahippus. Los puntos a la izquierda son molares más chicos y los puntos a la derecha son molares más grandes. Los molares se achican cuando hace más calor, y después se hacen más grandes cuando el ambiente se hace más fresco.

Aquí tienen un video sobre los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera del Earth System Research Laboratory (Laboratorio de Investigaciones del Sistema de la Tierra) del National Oceanic and Atmospheric Administration (Administración Nacional del Océano y la Atmósfera, USA). Más recursos disponibles si los solicitan.

My Little Pony

Climate Change. It’s a topic that’s been in the media recently for a number of reasons, namely because we’re experiencing it now. We know that because we have climate records going back to 800,000 years (possibly [1.5 million years]) from ice cores. The gases trapped in the ice are made up of the atmosphere that was around when the ice formed. The atoms that make up the gas, like oxygen, carbon, and hydrogen, have different values of positive and negative particles (different isotopes) that relate directly to the temperature the planet was at the time. That’s how we know what temperature the planet used to be and how we can plot the data and form predictions about what the future holds (spoiler alert: it’s gonna get hot). For more on that, watch the video at the bottom.

This graph shows carbon dioxide levels over time. The higher the level of carbon dioxide, the hotter the temperature. From NASA. Credit goes to Vostok ice core data/J.R. Petit et al.; NOAA Mauna Loa CO2 record.

A [paper] was published this week that analyzed these same isotopes from the past. The Earth has gotten hotter in the past. One of these times, called the Paleocene-Eocene Thermal Maximum (PETM, 56 million years ago) lasted for 200,000 years and caused the Earth to rise 5°-8°C over 10,000 years. (Note: we’ve risen [0.7°C over 100 years, which is about 10 times faster] than the natural warming cycles the planet has experienced.)

Lots of information in this graph. Here’s the breakdown. Time, in millions of years, is on the bottom (the x-axis) with present day on the right at 0 million years ago. The abbreviations above the time are for the names of the period (Pal = Paleocene, Eo = Eocene). Along the right, the y-axis shows the amount of a particular isotope of oxygen that tells us temperature. The green line in the graph is the amount of that isotope over time, and gives us a sense of temperature. The higher the line is the hotter the temperature, and the lower the line is, the cooler the temperature. Right between the Paleocene and the Eocene, you can see the spike that indicates a sudden hot temperature. You can also see the cooling trend that lead to the ice ages (“Rapid Glacial Cycles”).

This new study examined a time after the PETM (about 2 million years later, at 53.7 million years ago), called the Eocene Thermal Maximum 2 (ETM2). The record of this time is pretty complete in the Big Horn Basin of Wyoming. The authors analyzed the temperature before, during, and after the ETM2 using the isotopes contained in the soil and in the teeth of an early horse, Arenahippus pernix, and a couple of other mammal species. They also calculated the body size of these animals using the size of the first molar. Molar size corresponds well to overall body size in mammals, so we can use the molar size to estimate body size when we only have teeth.

Arenahippus pernix at the Swedish Museum of Natural History. From Wikipedia.

The authors found that as temperature increased, the size of the horse shrank (from 7.7 kg to 6.6 kg). As temperature fell again after the ETM2, body size increased (from 6.6 kg to 7.9 kg). One of the reasons for this shrinkage is that it’s easier to cool off a smaller body than it is to cool off a larger body. If the environment is warming up, then being able to cool off faster is an advantage. Also, there may have been fewer nutrients available if droughts were happening, so the horses may not have been able to grow to their full size. The last reason could be related to how much rain was available. Less rain means less plants and less food for herbivores. Whatever the reason or combination of reasons, what we do know is that climate change, like what we’re seeing now, will affect mammals in ways we are still discovering.

Figure 3 (A and C) from the paper. The first two columns show the carbon isotope levels in the soil through time. The further the points move to the left, the hotter the climate was. The right column shows molar size in Arenahippus. Points to the left are smaller molars and points to the right are larger molars. The molars get smaller just as temperature is the hottest, and then grow again when the climate cools down.

Video on atmospheric carbon dioxide from the Earth System Research Laboratory at the National Oceanic and Atmospheric Administration. More sources can be made available on request.

Dietas y ADN

Esta semana se publicó un [artículo] que examinó los dientes del Homo neanderthalensis: el Neandertal. Ambos los neandertales y los humanos (Homo sapiens – nosotros) vivieron en Europa por aproximadamente 5000 años. Ellos evolucionaron en distintos momentos y parecen distintos. Los neandertales eran más bajos y robustos, en cambio los humanos son más altos y delgados. Los neandertales evolucionaron para adaptarse a los ambientes fríos. Tenían crestas en la frente, barbillas más chicas, narices más grandes, huesos más gruesos y pechos más anchos. Hay muchas ideas sobre porque se extinguieron, pero no las voy a discutir aquí.

Un hombre neandertal comparado con un humano mostrando las diferencias en sus proporciones. De dreamstime stock images.

Este nuevo estudio analizó la placa dental (los residuos en tus dientes que limpia el dentista) en 4 individuos neandertales, 2 de España y 2 de Bélgica. Los autores analizaron la placa para todos los tipos de ADN. Ya que los neandertales probablemente no se lavaban los dientes, esta placa contenía pedazos de ADN de todo lo que comieron. Analizando la placa dental, podemos entender sus dietas.

Un cráneo de un neandertal. De Wikipedia.

Lo que encontraron es que los individuos de Bélgica comieron ovejas, rinocerontes y hongos. Los individuos de España comieron hongos, piñones, musgo del bosque y álamos. Esto nos muestra que los neandertales tomaron ventaja de cualquier comida que encontraron y que sus dietas eran diferentes en cada ambiente. Uno de los individuos de España tal vez estaba tratando un absceso dental (una infección del diente). ¿Cómo sabemos esto, te preguntas? Este individuo es el único que tenía trazos de álamo, una fuente natural de ácido salicílico (un analgésico) y Penicilina (un antibiótico) de plantas mohosas.

Las dietas de los neandertales en cada localidad. Ovejas, rinocerontes, y hongos ‘gray shag’ en Bélgica. Piñones, hongos ‘split gill’, musgo del bosque, y álamos en España. Mapas de Google, imágenes de Wikipedia, PFAF.org, mushroomobserver.org, la Universidad del Estado de Iowa, y NHMPL.

Finalmente, los autores encontraron una especie de arquea (un grupo de microorganismos) que está presente en ambos los humanos y los neandertales. Lo interesante es que esta especie de arquea se dividió permanentemente en dos (una para los humanos y una para los neandertales) cerca de 143-112 miles de años atrás. Los neandertales y los humanos se dividieron cerca de 750-450 miles de años atrás, así que tal vez esta especie de arquea estaba siendo transferida entre los humanos y los neandertales mucho después de que ellos se dividieron. Esto nos dice que los humanos y los neandertales estaban tal vez compartiendo comida, o besándose, o interactuando de alguna otra manera que llevó a la transferencia de saliva entre especies.

Un neandertal posiblemente pensando en su cena. De AFP/Getty images.

¿Y si todavía no han visto nuestro [kickstarter], que están esperando? Es para juntar fondos para la publicación de un maravilloso libro para niños llamado Ella Encontró Fósiles, que estará lleno de historias de mujeres paleontólogas de la historia, del presente y de estudiantes prometedores. Se publicará en inglés y en español.

Mary Anning, dibujado por Amy Gardiner.

 

Diets and DNA

This week an [article] was published that examined the teeth of Homo neanderthalensis: the Neanderthal. Neanderthals and humans (Homo sapiens – us) both lived in Europe for approximately 5000 years. They evolved at different times and look different. Neanderthals were shorter and stockier, whereas humans are taller and lankier. Neanderthals evolved to deal with colder weather. They had brow ridges, smaller chins, larger noses, thicker bones, and wider chests. There are many ideas as to why they went extinct, which I won’t discuss here.

Neanderthal man versus a human man showing the differences in their body proportions. From dreamstime stock images.

This new study analyzed the dental plaque (the gunk on your teeth that the dentist cleans off) on 4 individual Neanderthals, 2 from Spain and 2 from Belgium. The authors analyzed the plaque for all sorts of DNA. Since Neanderthals probably didn’t brush their teeth, this dental plaque contained bits of DNA from everything they ate. By analyzing it, we can understand what they were eating.

A neanderthal skull. From Wikipedia.

What they found is that the individuals from Belgium ate sheep, rhinoceros, and mushrooms. The individuals from Spain ate mushrooms, pine nuts, forest moss, and poplar. This shows that Neanderthals took advantage of whatever food they came across and that their diet was different in each environment. One of the individuals from Spain may have also been treating a dental abscess (a tooth infection). How, you ask? This individual was the only one who had traces of poplar, a natural source of salicylic acid (a pain killer), and Penicillin (an antibiotic) from moldy plant material.

Neanderthal diets in each location. Sheep, rhinoceras, and grey shag mushrooms in Belgium. Pine nuts, split gill mushrooms, moss, and poplar in Spain. Maps from Google, images from Wikipedia, PFAF.org, mushroomobserver.org, Iowa State University, and NHMPL.

Lastly, the authors found one species of archaea (a group of microorganisms) that is present in both humans and Neanderthals. The interesting thing is that this species permanently split into two species (one for humans, one for Neanderthals) around 143-112 thousand years ago. Humans and Neanderthals split from each other around 750-450 thousand years ago, so this species of archaea was being transferred between humans and Neanderthals long after they evolved. This tells us that humans and Neanderthals were sharing food, maybe kissing, or interacting in some other way that led to the transfer of spit between species.

A neanderthal possibly thinking about dinner. From AFP/Getty images.

And if you haven’t checked out our [kickstarter] yet, what are you waiting for? It’s to fund the publication of an amazing children’s book called She Found Fossils, filled with stories of women paleontologists from history, present day, and up-and-coming students. It will be published in English and Spanish.

Mary Anning, drawn by Amy Gardiner.

4 Stories

This week was jam-packed with news, so instead of only talking about one story, I’m going to cover 4 of them.

First: A new catfish from the Upper Eocene (56-33 million years ago) of Egypt. This [paper] was published by lead author Sanaa El-Sayed, who is now the first woman from the middle east to lead an international vertebrate paleontology paper. She describes the oldest marine catfish from the Eocene, which she named Qarmountus hitanensis (“the catfish from Hitan”). The specimen includes much of the head and the shoulders. It comes from a site called Wadi El-Hitan, which translates to the Valley of the Whales. Because it is only one specimen, we will need to find more before really understanding how it is related to other catfishes.

Figure 2 from the paper showing the new catfish fossil.

Second: A new fossil penguin from New Zealand. This [paper] describes the foot of a new penguin from the mid-Paleocene (66-56 million years ago). The size of the foot is larger than that of Waimanu, an extinct penguin the size of the modern emperor penguin (4 feet tall). Because it’s from the mid-Paleocene, it’s one of the oldest penguins known. Its giant size tells us that penguins became giant early in their evolution and stayed that way for 30 million years.

Figure 1 from the paper showing the new penguin fossil.

Third: The debate about Tully Monster continues. Last year I wrote about [this study] that said that Tully Monster had a notochord, making it a vertebrate. [This study] came out at the same time showing that Tully Monster has eyes like a vertebrate. The authors found that Tully’s eyes had melanosomes (pigment forming cells) in 2 layers. These 2 layers form a Retinal Pigment Epithelium (a fancy name for the cell layers that give the retina, which senses vision, nutrients). These layers are only found in vertebrates, lending more evidence that Tully is a vertebrate. Now a new [paper] contradicts the first study, and argues that the structures the authors found in the first study are also found in groups that aren’t vertebrates. The latest study does not say anything about the eyes, though, so there is still evidence towards Tully Monster being a vertebrate.

Figure 1 from the paper showing the Tully Monster.

Fourth: I’m writing a book with two colleagues (Abby West and Amy Gardiner)! Last week I launched a kickstarter project, called [She Found Fossils] to fund the publication of this project. The book is for children and it details the history women in paleontology, present diversity, and up-and-coming students. The book will be available in English and Spanish, and potentially some other languages depending on how much money we raise. Check it out!

Original art from Amy Gardiner of Mary Anning.

4 Cuentos

Esta semana estuvo llena de noticias, así que en vez de hablar de sólo una de ellas, voy a cubrir 4 noticias.

Primero: Un nuevo bagre del Eoceno Superior (56-33 millones de años atrás) de Egipto. Este [artículo] fue publicado por la paleontóloga principal, Sanaa El-Sayed, que ahora es la primera mujer del Medio Oriente que lidera un artículo internacional sobre paleontología de vertebrados. Ella describe al bagre más viejo del Eoceno, al que llamó Qarmountus hitanensis (“el bagre de Hitan”). Este espécimen incluye buena parte de la cabeza y de los hombros. Viene de un sitio llamado Wadi El-Hitan, que se traduce como El Valle de las ballenas. Como sólo es un espécimen, necesitaremos averiguar más antes de que podamos entender cómo se relaciona con otros bagres.

Figura 2 del artículo mostrando el nuevo fósil de un bagre.

Segundo: Un nuevo pingüino fósil de Nueva Zelandia. Este [artículo] describe el pié de un nuevo pingüino del Paleoceno-medio (66-56 millones de años atrás). El tamaño del pié es más grande que el pié del Waimanu, un pingüino extinguido del tamaño de un pingüino emperador moderno (1.3 metros de altura). Por su edad, es uno de los pingüinos más viejos conocidos. Su enorme tamaño nos indica que los pingüinos se hicieron enormes muy temprano en su evolución y quedaron así por 30 millones de años.

Figura 1 del artículo mostrando el nuevo fósil de un pingüino.

Tercero: El debate del Monstruo de Tully continúa. El año pasado, escribí sobre [este estudio] que dijo que el Monstruo de Tully tenía una notocorda, una característica de los vertebrados. [Este artículo] se publicó al mismo tiempo mostrando que el Monstruo de Tully tenía ojos como un vertebrado. Los autores encontraron que los ojos del Monstruo tenían melanosomas (células que producen pigmentos) en 2 capas. Estas 2 capas forman un Epitelio Pigmentario Retinal (un nombre lujoso para las capas de células que dan nutrientes a la retina, membrana que se encarga de recibir imágenes). Estas capas sólo se encuentran en los vertebrados, aportando más pruebas de que el Monstruo es un vertebrado. Ahora un nuevo [artículo] contradice al primer estudio y argumenta que las estructuras que los autores encontraron en el primer estudio también se encuentran en otros grupos que no son vertebrados. Sin embargo, este último estudio no dice nada sobre los ojos, así que todavía hay evidencia de que el Monstruo de Tully es un vertebrado.

Figura 1 del artículo mostrando el Monstruo de Tully.

Cuarto: ¡Estoy escribiendo un libro con dos colegas (Abby West y Amy Gardiner)! La semana pasada inicie un proyecto en Kickstarter, llamado [She Found Fossils/Ella Encontró Fósiles] para juntar fondos para publicar este libro. El libro es para niños y cuenta la historia de mujeres en paleontología, la diversidad presente y los estudiantes presentes y que vienen, con imágenes originales. El libro se va a publicar en inglés y en español, y potencialmente en otras lenguas dependiendo de los fondos que obtengamos. ¡Échenle un vistazo!

Arte original de Amy Gardiner mostrando Mary Anning.