¡Ojo con los Dientes!

Esta semana, un [estudio] anunció una reevaluación de un pariente temprano de los mamíferos. Este animal, un terocéfalo, es más cercano a los mamíferos que al dicinodonto, Bulbasaurus, de cual hablamos la [semana pasada].

Un terocéfalo, Moschorhinus. De Wikipedia.

Este animal se llama Euchambersia mirabilis. Se pensó que tenía una ranura en su diente canino (el diente largo y apuntado). Esta característica llevó al autor original a pensar que el Euchambersia era venenoso. Los animales que tienen veneno tienen que tener tres cosas: 1) una glándula para producir y almacenar el veneno, 2) un sistema de transporte para llevar el veneno hasta los dientes y 3) una manera de hacer una lesión en otro animal para que el veneno entre al cuerpo de ese animal.

Figura 1A del artículo mostrando el escaneo de TC del cráneo del Euchambersia. Arriba es el lado derecho del cráneo. Abajo es el lado de arriba del cráneo. La nariz esta a la derecha en los dos imágenes.

Los autores hicieron escaneos de tomografía computada (TC) del cráneo del Euchambersia y lo compararon a los cráneos de tres otros parientes tempranos de los mamíferos y de dos víboras. Ellos encontraron que el Euchambersia tiene todas las características necesarias para que el veneno este presente. Tiene una depresión en su mandíbula superior, llamada fosa maxilar, que podría haber contenido la glándula para producir veneno. También tiene un canal que une la fosa con el diente canino y tiene dientes puntiagudos para hacer daño. Así que, aunque los autores no encontraros la ranura en el diente canino que describió el autor original, las otras características del Euchambersia indican que era venenoso.

Una reconstrucción del Euchambersia por A. Bernardini, mostrando la ubicación posible de la glaándula en rosa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *