La Señora de los Dinosaurios

Joan Wiffen nació en 1922 en Nueva Zelandia. Su papá pensaba que las niñas no debían recibir educación y, por lo tanto, Joan no pudo ir a la escuela secundaria. Cuando creció, se incorporó a la Fuerza Aérea Auxiliar Femenina durante la Segunda Guerra Mundial.

Joan se casó en 1953. Después de un tiempo, su esposo se anotó para una clase de geología, pero se enfermó y no pudo asistir. Con mucho entusiasmo, Joan tomó su lugar en la clase, recordando su interés en fósiles cuando era chica. Ella notó en un mapa geológico que un valle cercano tenía ‘viejos huesos de reptiles’ y fue a buscar fósiles cerca de su casa. ¡En 1975, encontró un fósil! Supo que era parte de una vértebra, una parte de la columna vertebral de un animal, pero no supo de qué animal.

Una replica de la vertebra que encontró Joan. Foto de Marianna Terezow/GNS Science.

En 1979, fue de vacaciones a Australia y visitó el Museo de Queensland. Se encontró con Ralph Monar, un paleontólogo que trabajaba allí y notó un hueso muy familiar en su escritorio. ¡Era una vértebra exactamente como la que ella había encontrado! Ralph le dijo que era parte de la cola de un dinosaurio. ¡Ella había encontrado el primer fósil de un dinosaurio de Nueva Zelandia!

Joan Wiffen en el sitio adonde encontro sus primeros fósiles. Foto de NZPA/John Cowpland.

Ralph y Joan trabajaron juntos en muchos proyectos y publicaron docenas de artículos. Por su gran esfuerzo, ella fue conocida como la Señora de los Dinosaurios. Aunque Joan no pudo ir a la escuela, recibió un doctorado honorario de la Universidad Massey de Nueva Zelandia en 1994. También recibió un premio especial de la Reina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *