Un Mamut en el Metro

La semana pasada, trabajadores de la construcción hallaron los restos de un gigante lanoso durante la expansión de la Línea Violeta del Metro de Los Ángeles (California, USA). Ellos tuvieron mucho cuidado y pararon la construcción para que los paleontólogos pudieran evaluar los fósiles, enyesarlos y sacarlos para llevarlos al laboratorio. Los fósiles eventualmente van a estar en el Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles.

¿Pero qué encontraron? Los trabajadores encontraron una sección de colmillo de tres pies (1 metro) de largo y unos fragmentos de unos dientes de mastodonte. Cuando los paleontólogos empezaron a trabajar encontraron parte de un cráneo con colmillos de un individuo más joven. Estas partes pertenecían a un mamut o a un mastodonte.

fossilskull1-from-la-metro

Dra. Ashley Leger (izquierda) y Bethany Ader (derecha) excavando el fósil. De LA Metro.

Tal vez tengas curiosidad en saber la diferencia entre un mamut y un mastodonte. Después de todo, ambos son elefantes grandes y extinguidos. Un mamut tiene dientes destinados a consumir pasto. El pasto tiene bolitas de arena (sílice) incrustadas en sus fibras, así que, para comerlo, los animales tienen que tener dientes que puedan pulverizar la fibra. El sílice es muy duro y puede desgastar los dientes, así que los animales que lo comen tienen dientes que son muy altos (llamados dientes con coronas extendidas) para que mientras el diente se desgasta, más diente está disponible para masticar. Los mastodontes comían mayormente hojas, frutas y otro material vegetal, pero nada de pasto. Sus dientes podían ser más cortos (dientes con coronas cortas) y tenían crestas más grandes para masticar las plantas.

mastodonmammoth-bluff-country-fossils

Un diente de un mastodonte a la izquierda y de un mamut a la derecha. Foto de Bluff Country Fossils.

Ambos, los mamuts y los mastodontes se encuentran en muchos lugares de América del Norte porque durante la última época glacial (cerca de 24,000 años atrás) el clima y el hábitat en América del Norte era mucho más frío y seco de lo que es hoy en día. Se empezaron a extinguir cuando el clima comenzó a calentarse, pero la causa exacta de su extinción no se conoce. Una población de mamuts sobrevivió mucho más que los otros, en una isla de Alaska – podés leer sobre ellos [aquí].

Por ahora, los fósiles están seguros. Si los trabajadores encuentran más fósiles, tal vez vamos a entender más sobre esta población de elefantes extinguidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *