Rusingoryx: el antílope con una nariz de dinosaurio

En Febrero (2016) se publicó un artículo en Current Biology que describe el pasaje nasal de un mamífero extinguido parecido a un ñu, Rusingoryx. Tal vez recuerdes los ñu en El Rey León:

‘Mire altesa, la manada se mueve’:

© Disney

Sin embargo, este animal extinguido es diferente, de una manera única. La mayoria de los mamíferos tienen el pasaje nasal (es decir, el tubo que va desde fuera de tu nariz hasta donde se une con tu garganta) que va relativamente derecho hacia atrás.

El Rusingoryx, en cambio, tiene un pasaje nasal que hace una curva para arriba, se mete entre los ojos, y después se une con la garganta.

Abajo, podés ver este pasaje nasal en el fósil de Rusingoryx. Las imágenes A y E son fotos del fósil (la cara esta mirando a la derecha). Las imágenes B y F son tomografías computarizadas, con el pasaje nasal destacado en amarillo.

Que extraña manera de tener la nariz! Esta no es la primera vez que se han encontrado animales así. Algunos dinosaurios, llamados Lambeosaurinos tenían también la nariz así! Lambeosaurinos (Lam-be-oh-saur-INOS; llamados así en honor al paleontólogo canadiense Sr. Lawrence M. Lambe) es un nombre largo para describir un grupo de dinosaurios conocidos por tener estos pasajes nasales complicados. Un ejemplo de un Lambeosaurino específico es el Parasaurolophus, que aparece en El Mundo Perdido:

© Universal Studios

Y Perry Parasaurolophus que aparece en Dino Tren:

© PBS

Se piensa, que estos dinosaurios soplaban aire a través de esos passajes para crear distintos tonos o sonidos. Cada especie de Lamebosaurino, con su única forma de pasaje nasal, podía crear tonos diferentes. Estos dinosaurios podrian usar sus narices para comunicarse el uno con el otro – una característica importante para los animales que viven in espacios abiertos y en grupos extendidos.

El Rusingoryx probablemente usaba su pasaje nasal complicado de la misma manera en que lo usaron estos dinosaurios. El artículo mencionado incluye tres especímens de distintas edades y muestra como estos pasajes crecieron durante la vida del animal. Su desarollo es similar al de los pasajes nasales de los dinosaurios Lambeosaurinos.

A la situación en que dos animales no relacionados muestras características similares, se le llama convergencia. Convergencia ocurre cuando dos o más animales no relacionados desarrollan características similares porque viven en un ambiente similar o porque están usando esa característica en la misma manera. Por ejemplo, las aletas de un delfín, una tortuga de mar, y un pinguino son convergentes porque tienen el mismo aspecto y funcionan de la misma manera, aún estos animals no están relacionados.

Delfiín:                                             Tortuga:                                         Pinguino:

Para resumir este estudio:

  • un antílope como el ñu, Rusingoryx, tenía pasaje nasales complicados y extraños
  • estos pasajes nasales eran muy parecidos a los de los dinosaurios Lambeosaurinos
  • los Lambeosaurinos y el Rusingoryx, probablemente usaban los pasajes nasales para producir sonidos para comunicarse con otros miembros de la misma especie
  • la situacíon en que dos o más animales no relacionados tienen características similares, se le llama convergencia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *